jueves, 1 de diciembre de 2016

La gente guapa

Marco Asensio
"-¡Eh, tú, el feo!
-¿Quien, yo?
-Si, tío, coge tus cosas y lárgate. Ya te llamaremos."

No padezca, querido lector, no es un diálogo sacado de la realidad pero bien podría serlo. No está sacado de la realidad porque el escenario en el que transcurriría la escena sería el entrenamiento de un equipo de primera división de una liga tan poderosa como la española. Y eso, claro, sería impensable. ¿O no?
¿Querría usted a un tipo feo hasta decir basta defendiendo los colores de su equipo sobre el terreno de juego? ¿Que más da lo guapo o feo que sea, verdad? ¿Que hubiese sido de jugadores tan buenos como Juan José, el Coya Gutierrez o Miguel Ángel Angulo si les hubiesen juzgado por su belleza? 
Pues hay un equipo en un momento dado de su larga historia, el Real Madrid de Florentino Pérez, que prefiere y prefirió jugadores guapos en sus filas. El presidente, más preocupado por el marketing y la imagen del club, decidió que sus jugadores fuesen gente guapa. Casi modelos.
¿Cómo se explica, sino, la salida de jugadores como Özil, Ivan Campo o Ángel Di María? ¿Porque se fichó a Beckham, Xabi Alonso o al mismísimo Cristiano Ronaldo? ¿Porque repescó al nominado a Golden Boy Marco Asensio?
Si, es una teoría absurda y conspiranoica, pero en el Madrid de Florentino todo es posible. En un equipo lleno de figurines (no hablo de su talento sobre el terreno de juego) más pendientes a veces de estrenar peinado, tatuaje o novia modelo no es una locura pensar en ello. Es el equipo de la gente guapa.

Con una foto de referencia del jugador fui haciendo el dibujo con mi portaminas Staedler para luego entintar con mis Faber-Castell Pitt y Rotring de punta fina. Tras el escaneo unos retoques y color con Adobe Illustrator. La tipografía utilizada es la Billion Stars.




jueves, 24 de noviembre de 2016

Another brick in the wall...

Louis Van Gaal
El mundo de los entrenadores es un mundo frenético en donde todo pasa muy deprisa y en donde, cada vez más, mandan los resultados. Tipos con unas ideas, a priori, muy claras tienen que saber hacer que sus jugadores sepan llevarlas a cabo en el campo. Aquí es cuando entra en juego el eterno dilema de jugar siempre con un mismo esquema, tengas los jugadores que tengas y sea el rival que sea; o adaptar tu estilo a la plantilla disponible y al rival al que te enfrentes. 
Luego está el tema disciplinario, en donde encontramos entrenadores dialogantes, relajados y enrollados, que incluso salen de fiesta con sus pupilos (se decía que Emery frecuentaba la noche valenciana con sus dirigidos) y, por contra, hay entrenadores que recuerdan al personaje de Clint Eastwood en Heartbreak Ridge (El sargento de hierro). Hoy, en El Fútbol para Ilustrados, hablamos de un auténtico "Sargento de Hierro": Louis Van Gaal.

Van Gaal, un entrenador de la escuela holandesa, plantea un fútbol ofensivo y al ataque. Agresivo, por así decirlo. El mayor problema que se le achaca al bueno de Louis no es su forma de dirigir (bueno, un poco si), es su carácter. El holandés tiene un historial bastante largo de enfrentamientos con algunos de sus dirigidos (por muy diversos problemas) entre los que se encuentran Rivaldo, Juan Román Riquelme, Stoichkov o Víctor Valdés, entre otras estrellas. Van Gaal se ha ganado así la fama de duro y cuadriculado. De poco dialogante. Aún recuerdo su guiñol en un antiguo programa de Canal + España en el que era representado por un hombre cuya cabeza era un muro de ladrillos. Toda una metáfora. 
Pese a todo eso, Van Gaal es de esos entrenadores que ha creado cierta escuela y es respetado y muy reconocido en el mundo del fútbol. No por nada su último equipo fue el Manchester United.
Another brick in the wall...

Ilustración con portaminas Staedler 0,5mm. Entintado con tinta negra escaneado y trabajado con Adobe Illustrator. En esta ocasión utilicé la herramienta Calco Interactivo sin trabajar la línea porque iba a utilizar el Bote de Pintura Interactiva, que no respeta los estilos de trazado. El trabajo originalmente fue realizado para los amigos de The Barraca. 

jueves, 17 de noviembre de 2016

Palmas y Flores

Quique Sánchez Flores
Hay familias que parecen marcadas por una profesión o mundillo (vamos a llamarle así). Los Bush por la política, los Gasol por el baloncesto o los Flores por la música. ¿He dicho los Flores por la música? Bueno, vamos a decir que casi toda la familia está marcada por la música, porque uno de sus miembros, Enrique, decidió probar suerte por otros derroteros. El pequeño Quique comenzó su carrera como jugador en el desaparecido Club Deportivo Pegaso (Madrid) para continuar en el Valencia CF, Real Madrid y finalizar en el Real Zaragoza. 
Al colgar las botas, y tras una fugaz carrera como comentarista en el desaparecido Canal 9 valenciano, decidió seguir unido al fútbol (parece ser que la música no acababa de engancharle) como entrenador. Mal no lo hizo (bueno, sigue en activo) porque ha conseguido destacar en todos los equipos a los que ha dirigido. Ha llegado a ganar la Europa League y la Supercopa Europea con el Atlético de Madrid, que no es poco.
Actualmente en las filas del Espanyol, Quique es un personaje muy querido en el mundo del fútbol. Aquel chico que pudo haber aprovechado el filón familiar y dedicarse a dar palmas, decidió volcarse al mundo del fútbol y triunfar. ¡Olé por ti, Quique Sánchez Flores!

Para esta ilustración continué con mi habitual método de dibujo a lápiz (mi portaminas Staedler 0,5mm) para luego entintar con Faber-Castell Pitt. Tras escanearlo lo trabajé en Adobe Illustrator con la herramienta Calco Interactivo. Como la línea no salía muy detallada opté por la opción Relleno (en lugar de Trazo) y luego apliqué la herramienta Bote de pintura interactiva.

jueves, 10 de noviembre de 2016

Barrilete cósmico

"Morales es un analfabeto, un imbécil. Cree que se recibió de relator en la Sorbona de París" decía César Menotti, en 1985 (Diario La Nación, Argentina). Evidentemente, mucha admiración no le profesaba el Flaco a Victor Hugo Morales, el famoso periodista uruguayo. Famoso, sobre todo por relatar aquel mítico gol de Maradona a Inglaterra en el mundial de México en 1986. 
Aquel famoso gol de Diego, en el que gambeteó a media Inglaterra, acabó con Victor Hugo llorando de la emoción y con la voz más que quebrada. Uno de los adjetivos que utilizó ese 22 de junio de 1986, refiriéndose al astro argentino, fue el de "barrilete cósmico". 
La historia, resumida, es la que sigue: Menotti había dicho en unas polémicas declaraciones previas al mundial, que Diego podría ser la figura del torneo si se dedicaba a dejar de "vivir como un barrilete, que si voy o no voy". Las declaraciones no sentaron bien al uruguayo (entre muchos otros periodistas) y en un más que evidente guiño en favor de Diego y sumido en la emoción del histórico gol, llamó a Maradona "barrilete cósmico (¿de que planeta viniste?)". 
Victor Hugo Morales fue, en mi niñez, la voz que escuchaba cada domingo pegado a la radio. La facilidad y poder descriptivo para narrar un partido hacían que prácticamente te sintieras dentro de la cancha. La pasión con la que transmitía cada encuentro hacían de cada domingo una fiesta en la radio. 

La ilustración está hecha a mano completamente. El coloreado del dibujo está hecho con rotuladores Letraset Promarker y tinta Faber-Castell Pitt de punta fina. El croquis del gol lo copié de una imagen que encontré por internet en la que explicaban, de una forma muy gráfica, el desarrollo de la jugada. Cada jugador de los que interviene en el gol está marcado con el número de dorsal.

jueves, 3 de noviembre de 2016

El gol imposible

Marco Van Basten
La Eurocopa de Alemania en 1988 fue uno de los primeros torneos importantes que recuerdo haber visto de pequeño por televisión. Aún no había tantísima información al alcance de todos y te ibas enterando de las cosas por los periódicos, la tele y las cosas que te contaba la gente. 
Mis recuerdos sobre aquel torneo se van borrando con el paso del tiempo pero lo importante se queda. 
Los dos equipos que se plantaron en aquella mítica final, la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas y Holanda, eran dos equipos que daba gusto verlos jugar. Jugaban un futbol alegre, divertido y demoledor. Eran los típicos equipos contra los que no querrías que tu equipo se enfrentase ni loco. Jugaban casi de memoria. 
En aquél torneo, en el que solo jugaron 8 selecciones, ambos equipos llegaron a la final pese a haber compartido el grupo B de la Eurocopa. 
Y la final, con dos equipazos como aquellos, prometía espectáculo. 
Los holandeses se llevaron el gato al agua con goles de Gullit y Van Basten (que harían de las suyas en el famoso Milán de Sacchi). 2-0 para los holandeses y a festejar. 
La ilustración de ésta semana va dedicada a Marco Van Basten y aquel famoso pepinazo a Dasaev. Un gol, el segundo del partido, que puedes verlo repetido mil veces pero sigues sin entender como Van Basten logró poner el balón ahí. Una auténtica obra de arte. 
Por eso el artículo de la semana lleva ese título: el gol imposible.

Para realizar la ilustración cogí algo de inspiración en los carteles soviéticos del siglo pasado. Me gustaba el estilo pero no quería copiar. Toda la ilustración está hecha a lápiz, entintada y luego escaneada. Incluso las letras están hechas a mano. El color fue con Adobe Illustrator.

jueves, 27 de octubre de 2016

Marcando territorio

Leandro Machado
Leandro Machado fue un (a mi gusto) gran delantero con un fugaz paso por el Valencia. Solo defendió la casaca Che durante la temporada 1996/97 pero fue suficiente tiempo para dejar huella en el club. Solo marcó 8 goles con el equipo valencianista pero uno de ellos fue más que especial. 
En plenas Fallas, las fiestas mayores de Valencia, el equipo jugaba en el Vicente Calderón contra el Atlético de Madrid. 
El Frente Atlético, el mayor grupo de animación de la hinchada rojiblanca, no dejaba de animar a su equipo a la vez que la tomaba con el delantero brasileño. Con el partido 1-3 a favor de los visitantes, Leandro consiguió marcar el cuarto y definitivo tanto a favor del Valencia y fue cuando decidió devolver el "favor" a la hinchada atlética. Ni corto ni perezoso, para celebrar el gol se dirigió detrás de la portería, se puso a cuatro patas y simuló una meada como si fuese un perro. La duración de tan bochornosa celebración fue muy breve, quizás porque ningún compañero se acercó a celebrarlo con él, quizás por la lluvia de objetos que le caían desde la grada. 
En cualquier caso, la anécdota quedó en eso, una "curiosa" anécdota que quizás en La Liga actual le hubiese costado una más que segura sanción (y un tirón de orejas del todopoderoso Tebas). 
Leandro quiso marcar territorio y salió con el rabo entre las piernas. 


Esta ilustración, realizada hace ya un tiempo, la hice con tinta y rotuladores Kuretake Zig. El dibujo lo comencé con portaminas Staedler antes de perfilarlo y colorearlo. El césped aunque lo coloreé con los rotuladores tuve en mente darle color digital, con Adobe Photoshop. El retoque final del trabajo si que fue con Adobe Photoshop para realzar el color.

jueves, 20 de octubre de 2016

La fe mueve montañas (y millones)

Kaká

Siempre se ha dicho que las personas necesitamos creer en algo. Algo que nos haga creer en el más allá, en una fuerza todopoderosa o en un Dios omnipresente. 
La religión (por dar un nombre a esa creencia) ha sido, es y será el opio del pueblo. Una manera de controlar a la gente y de hacerles sumisos y obedientes. Ya desde tiempos inmemoriales la gente temía la ira de los dioses ante comportamientos inadecuados (para quien dictaba las reglas) o el pecado. Algo que con el tiempo no ha cambiado mucho, pese a que cada vez más la gente puede acceder a más y mejor información y puntos de vista contrastados sobre muchos temas, siendo la religión uno de ellos. 
Un colectivo muy tocado por la religión parece ser, precisamente, el de los futbolistas. Jugadores que mientras se aferran a su Ferrari, abrazan la medalla de tal o cual virgen, o que mientras se pegan fiestones con modelos despampanantes se santiguan al saltar al terreno de juego. Así de hipócrita se puede ser, diablo y santo al mismo tiempo (me recuerda al vídeo del Festival Erótico de Barcelona del que tanto se habla en estos días). 
Kaká, el talentoso futbolista brasileño que ahora gana dólares juega en la competitiva liga de fútbol de EEUU, es un ejemplo de ello. El tipo juega muy bien y cada vez que marca un gol enseña al mundo entero su camiseta de "I belong to Jesus" mientras señala el cielo con sus deditos, al igual que muchos otros deportistas profesionales. Su mujer llegó a decir que "Dios colocó el dinero (65 millones de euros) en el Real Madrid" para que pudiese fichar a su marido. Así de sencillo. Y claro, nuestro personaje de la semana tenía que redimirse con su famosa camiseta en cada ocasión que se le presentase. Millones y religión demuestran así que no tienen porque estar reñidos.
La fe mueve montañas (y millones).

Para realizar la ilustración de Kaká me basé en una fotografía del jugador. Hecha íntegramente a lápiz (mi habitual portaminas), entinté todo el dibujo e hice las letras de su camiseta menos la palabra "Jesus". Para colorear utilicé rotuladores Deleter Neopiko. Tras escanear y retocar la ilustración, en Adobe Photoshop añadí una antigua ilustración del personaje Borat en la camiseta del futbolista.

jueves, 13 de octubre de 2016

La soledad del portero

Ernesto Mena

Siempre me he sentido identificado con los porteros de fútbol. Además, siempre que jugaba de niño me pedía ser portero. Aún recuerdo unos guantes Reusch de Nery Pumpido que me regalaron y que utilizaba como talismán en mis partidos. Me gustaba ser portero y creo que se me daba bien porque incluso me elegían para serlo. Cuando alguna vez intenté ser otra cosa en el campo me ganaba los abucheos de compañeros y adversarios. 
Los porteros son tipos vulnerables que se juegan ser héroes o villanos en cuestión de segundos. Un delantero falla un gol y muy clara tenía que ser la ocasión para que se le recrimine. En cambio el portero es frágil, es el último obstáculo antes del gol. Una estirada tarde, un despeje de puños a donde no tocaba o comerse un amago del delantero y el portero es crucificado. Es así y nadie puede negar eso. Como tampoco puede negarse que un penalty parado o una estirada a mano cambiada ante el misil que va directo a la portería puede elevarle a los altares del deporte rey. 
Además, una de las cosas que me gustan de los porteros es que suelen jugar hasta muy mayores. No es raro ver porteros que pasan los 40 años y siguen dando guerra bajo los palos. Como Ernesto Mena, un portero del ascenso argentino (las categorías inferiores) que recuerdo ver en las páginas de la desaparecida revista "Súper Fútbol", una antigua publicación mensual de Argentina. Con mi hermano siempre nos reímos al recordar esas páginas, porque el cronista decía de él algo así como "tiene 40 años y un gran futuro por delante". Desconozco que fue del portero, pero el gran futuro no fue jugar en un grande, por lo que pude saber. 
Así es la soledad del portero.
HerrRalf.es



Este dibujo está hecho íntegramente con tinta y rotuladores. Como viene siendo habitual, realizo el dibujo a lápiz y lo entinto para luego borrar los restos de lápiz. Para colorear utilicé rotuladores Letraset Promarker y Kuretake Zig. Una vez hecho lo escaneé y retoqué los colores con Adobe Photoshop para realzarlos.

jueves, 6 de octubre de 2016

¡Bang! ¡Bang! Estás liquidado

Luis Suárez
Esta semana en el blog hablamos de Luis Suárez, delantero uruguayo del Barcelona. El pistolero llegó al club catalán hace 2 años para hacerse un hueco en el once de gala del equipo. 
Tipo con fama muy justificada de polémico y luchador. Más allá de inflarse a hacer goles en todos los equipos por los que pasó (Nacional, Groningen, Ajax, Liverpool y Barcelona, además de la selección uruguaya) otros hechos hablan mucho más de él.
Remarco lo de polémico porque han sido varios los hechos (no se si decir aislados) por los que fue noticia. Por destacar algunas, un mordisco a un rival del PSV holandés siendo él jugador ajacied, otro mordisco jugando para el Liverpool contra un defensa del Chelsea, un mordisco más jugando con su selección a Chiellini en el mundial de Brasil, un comentario racista al defensa del Manchester United Patrick Evra jugando para el Liverpool y una famosa mano (con expulsión incluida) contra Ghana en el mundial de Sudáfrica. 
Una carta de presentación que dice mucho del uruguayo. De todas maneras el Barça apostó fuerte por Suárez a sabiendas de su comportamiento (según tengo entendido hay un equipo de psicólogos intentando pulir el comportamiento del charrúa) y de momento la jugada no le ha salido mal. El tridente que forma con Neymar y Messi se ha convertido en uno de los mas temidos en el mundo entero. 
Esperemos que siga muchos años más y que solo tengamos que hablar de Luis por los golazos que marca. 
¡Bang! ¡Bang! Estás liquidado...


La ilustración de Luis Suárez fue hecha a lápiz (habitualmente utilizo un portaminas 0'5mm de la marca Staedler). Como hago con otras ilustraciones, la entinté con Faber-Castell Pitt artist pen S y XS para luego borrar el lápiz. Tras escanear la ilustración la trabajé en Adobe Illustrator para darle color y algún retoque en las líneas. Las letras están hechas también con el mismo programa.

jueves, 29 de septiembre de 2016

Tu vuò fà l'americano

El fútbol es un deporte de equipo en donde cada jugador, dentro y fuera del terreno de juego, tiene un rol asumido y muy claro. Así encontramos a una muy diversa fauna, más o menos vistosa. Cuando existe un equilibrio entre todos es cuando surgen los grandes equipos. Evidentemente, los futbolistas más vistosos y elegantes son los que más adeptos suelen congregar en los campos cada domingo (bueno, cada día que la televisión mande). Y si el futbolista en cuestión juega de mitad de campo para arriba la probabilidad de ser ídolo de su equipo se multiplica. 
Hoy hablamos de Andrea Pirlo, uno de estos jugadores vistosos y elegantes de los que hablo. El italiano hizo carrera en su país militando hasta en 5 equipos diferentes hasta que la edad le llevó a una liga un poco menos competitiva (pero no menos atractiva) como la MLS de los EEUU. 
Ahora los americanos, al igual que nos pasó en Europa, disfrutan del talento de Pirlo. Capaz de realizar pases, regates y goles que parecen sacados de dibujos animados. Es de esos jugadores que ves jugar y piensas: "¿Cómo es que lo hace tan fácil?". Un placer para la vista. 
Además, y es digno de ser mencionado hoy en día, don Andrea es un tipo respetado y querido por compañeros y rivales. El talento, la clase y la pasión se agradece, vistas la camiseta que vistas. 
La ilustración de hoy va por él y para que siga jugando muchos años más, porque como bien dice su camiseta: "No Pirlo, No Party".

Para la ilustración de la semana he escogido el formato de viñeta, basada en la canción "Tu vuò fà l'americano". La ilustración la realicé a lápiz, luego utilicé rotuladores calibrados Sakura Pigma Micron y Rotring para definir la figura. Tras borrar el lápiz coloreé el trabajo con rotuladores Stylefile Marker. El sombreado también lo hice con rotuladores Neopiko grises. El montaje con las notas musicales así como el escaneado y retoque de la ilustración está realizado con Adobe Photoshop.