jueves, 25 de agosto de 2016

Alguien tiene más huevos que tú

Santiago Cañizares y Zlatan Ibrahimovic
El 6 de marzo de 2007 en Mestalla será recordado por la famosa pelea entre Burdisso, Navarro, Córdoba, Marchena, Figo y todo el que pasaba por allí en ese momento. La tangana fue histórica y en alguna que otra charla entre amigos suele salir el tema entre risas. 
En aquel famoso partido jugaba el que hoy es uno de los iconos del fútbol mundial (autoproclamado), el gran Zlatan Ibrahimovic. 
El sueco, por aquel entonces, jugaba con el 8 en la espalda y llevaba una pseudo melenita adolescente. No era lo que es hoy pero iba camino de serlo. Tenía talento y gol pero no era tan chulito como hoy en día aunque apuntaba maneras, como suele decirse. 
Hay una máxima en la vida que dice algo así como que puedes ir de chulo por la vida pero con cuidado, porque siempre (y digo siempre) te vas a encontrar con alguien aún más chulo que tú. Y entonces, atente a las consecuencias. 
Eso le pasó a Ibra en aquel famoso partido. Tuvo la desgracia de ponerse chulo con el gallo del corral. Con nada más y nada menos que con Santiago Cañizares. Casi nada. 
Cañete, lejos de calmar los ánimos, no tuvo problema alguno en encarar al sueco y explicarle algunas cosas a la cara. Así de fácil. Parece ser que Zlatan vio que la cosa iba en serio y decidió dedicarse a jugar, que es lo suyo. 
El gallo del corral tiene más huevos que tú. Siempre.

jueves, 18 de agosto de 2016

Piojos en la cabeza

Claudio Javier "Piojo" López
Lo recuerdo como si fuese ayer. Llevaba poco tiempo en la ciudad cuando el Valencia C.F. anunció el fichaje del desconocido Claudio Javier López. El rápido delantero venía de Racing Club de Avellaneda, un histórico de Argentina, sin apenas cartel. Corría el año 1996 y la gente (imagino que por mi amor hacia el fútbol y viniendo de Argentina) me preguntaba si era bueno o no, que pensaba de este chico. Recordaba algún partido de Racing con él y el "Lagarto" Fleita en la delantera, pero nada del otro mundo. Pensaba, sinceramente, que pasaría sin pena ni gloria por Mestalla. De hecho, su primera temporada en el Valencia fue muy discreta.
Pero el fútbol, como la vida, da muchas vueltas. Tras esa primera temporada, con cambios en el equipo, llegó a Valencia un tipo que lo cambiaría todo. Desde Italia llegó un entrenador también desconocido por aquel entonces (tanto que el presidente del equipo, Paco Roig, llegó a presentarle en público como el señor Rinaldi), el señor Claudio Ranieri. 
Dicen que los buenos entrenadores saben hacer jugar a sus equipos con los jugadores que disponen en la plantilla. Ahí es donde se ve al profesional, al que sabe sacar lo mejor de cada jugador y puede cambiarlo todo. 
Ranieri tenía, tiene, un estilo de juego bastante definido basado en el contragolpe. Velocidad y transiciones muy rápidas. Y en ese esquema de juego el "Piojo" López encajaba como anillo al dedo. 
En los años que estuvo el delantero (en el 2000 se fue a la Lazio italiana) se convirtió en un ídolo de la afición y en historia del club. No solo supo explotar su calidad como delantero, sino que la grada supo agradecer su entrega y garra en cada partido. El tipo iba a por todas y no se arrugaba nunca. Por aquellos años, cuando el FC Barcelona veía su nombre en la alineación del Valencia se echaba las manos a la cabeza. No era para menos, tenían "Piojos" en la cabeza.

jueves, 11 de agosto de 2016

Football business

Joe Pesci (Tommy DeVito)
Hoy me desperté con la noticia de que don Silvio Berlusconi había vendido el AC Milán a un grupo inversor chino (el 99,93% del club para ser exactos). Una locura, si, pero no ha sido (ni será) el único en hacerlo. 
El fútbol profesional actual es un negocio puro y duro. Suena frío pero es la realidad. Hoy los clubes de fútbol existen, a nivel empresarial, para ganar dinero. La pasión y el sentimiento del hincha queda de lado. Los gestores de los equipos profesionales son economistas que quizás nunca han sufrido en una tribuna, gritando y sufriendo por unos colores y unos jugadores que sienten como de su propia familia. 
Hay quien se ilusiona con estos cambios de manos porque piensa que un millonario va a gastar dinero en un club como si estuviese jugando al FIFA. La realidad, querido lector, suele ser diferente. El grupo inversor llega dispuesto a tirar la casa por la ventana pero normalmente temes quedarte sin ventana y sin casa. Dinero en fichajes hacen, si, de tal manera que un intermediario infla el precio de un jugador (10 millones de euros por un desconocido jugador de un desconocido equipo portugués, por ejemplo) para sacar una jugosa comisión y el inversor justifica el gasto. Todo muy claro.
Operaciones como esa, o la de comprar un porcentaje de los derechos federativos de un jugador (me imagino comprando primero las dos piernas y luego el resto, no se), la inexplicable cesión con obligación(?) de compra, o el jugador que se marcha al eterno rival sin despeinarse (a cambio de una ridícula cantidad de dinero, por supuesto).
¿Ven arriba a Joe Pesci caracterizado como Tommy DeVito de la película Goodfellas? Pues esa es la imagen que me viene a la cabeza cuando se habla de inversores, jeques, millonarios y demás genios de los negocios en el mundo del fútbol. 
Quizás estemos en presencia de una gran burbuja a punto de estallar o quizás tenga que tragarme mis palabras pero sigo pensando que el fútbol es más que dinero, fichajes e inversión. Es una pasión, un sentimiento. No todo va a ser "business".

jueves, 4 de agosto de 2016

Pachangas

Francis Begbie
Hace unos días, vagueando por las redes, mis ojos brillaron como estrellitas al ver un breve trailer de la segunda parte de Trainspotting (mal llamada Trainspotting 2, ya que el libro se llama simplemente Porno). 20 años después vemos a Spud, Renton, Sick Boy y Begbie. Nuestro querido Begbie, a quien un amigo describió como "el tipo con el que nunca querrías cruzarte en tu vida". Un personaje que supo interpretar a la perfección el gran Robert Carlyle en cada una de las escenas de la mítica película.
Por la parte que nos toca, amigos futboleros, voy a recordar una de las escenas iniciales del film. En ella vemos a la pandilla de amigos, a cada cual más colgado, jugando una pachanga nocturna en algún lugar de Escocia. El partido se va desarrollando entre jugadores hasta arriba de heroína, otros medio dormidos y tipos como Begbie, que van a matar en cada lance del encuentro porque si.
A fin de cuentas, se juegue donde se juegue, una pachanga entre amigos tiene un desarrollo y unos personajes bastante definidos. Ya lo describieron muy bien Juan Carlos Muñiz y Raúl Fortín en su libro "El Picado. Una pasión argentina (Ediciones de la Urraca, 1995)". Como personajes fijos en estos partidillos destacan el habilidoso chupón, el portero, el capitán que no para de dar órdenes, el quejica que no para de protestarlo todo dure lo que dure el partido y, como ilustro en ésta ocasión, el violento compulsivo. Begbie era (no se si, pese al paso del tiempo, lo seguirá siendo) de estos últimos. Un tipo bronco y buscabulla (un troublemaker británico) que se mostraba igual de chulo y violento tanto dentro como fuera de la cancha. 
Si alguna vez has participado en una pachanga has tenido que toparte con éste tipo de personaje. Puede incluso que te haya dejado marca. Incluso puede que ese chiflado capaz de romper una pierna sin más fueses tu, querido lector.
Así han sido, así son y así serán estos partidos entre amigos. Las pachangas.

jueves, 28 de julio de 2016

Amor a primera vista

Julián López
El fútbol es un deporte que se juega con cabeza pero que se siente en el corazón. Digo esto porque la lógica mandaría que el equipo de fútbol que vas a apoyar el resto de tu vida (si, es así de claro. Si cambias de equipo no amas este deporte) es el de tu lugar de nacimiento o, por lo menos, donde has echado raíces durante mucho tiempo. Quien escribe e ilustra esta entrada es un claro ejemplo: nacido en una localidad de Málaga y sin ninguna afinidad hacia el Málaga Club de Fútbol. Ojo, ni me cae mal ni nada por el estilo. Simplemente no me transmite nada (quizás me llegó a gustar en aquella época de Darío Silva y Dely Valdés o cuando lo dirigió Pellegrini, pero solo eso). ¿De que equipo me enamoré? Pues del Valencia, la ciudad en la que acabé echando raíces (también soy de River Plate, de mis años en Buenos Aires).
Con esto pretendo dar sentido a esas situaciones aparentemente absurdas, en las que alguien de una punta del planeta se enamora hasta los huesos de un equipo de la otra punta. El caso ilustrado es el del cómico Julián López, un tipo nacido y criado en un pequeño pueblo de Cuenca pero muy aficionado al Athletic Club de Bilbao. ¿Como puede ser eso? Según explicaba él mismo en ésta entrevista al diario El País, "por su romanticismo". Un club con una filosofía muy clara te enamora de un flechazo.
El ejemplo es claro, te enamoras de unos colores, una filosofía, unos jugadores que has visto en un momento determinado de tu vida (normalmente durante la niñez), de un equipo al que tu círculo de amigos y familiares te han expuesto. Y es así, te enamoras y punto.
Alguien podría pensar que si no tienes un gran equipo cerca de donde vives sueles decantarte por un "caballo ganador" (en el caso español, Barcelona o Real Madrid) pero dejen que les diga que no es cierto. Quien ha vivido en Argentina, por ejemplo, sabe que cualquier equipo de las categorías mas bajas tiene su nutrido grupo de hinchas, dentro y fuera de las gradas.
El fútbol es así, un amor a primera vista.

jueves, 21 de julio de 2016

Ilustrado invitado: Lalo Kubala

Palmiro Capón
Durante este mes de julio celebro el primer aniversario del blog. ¡Un añito ya! Parece que fue ayer que comencé a publicar ilustraciones futboleras con el único placer de pasármelo bien. Han pasado 12 meses y muchos personajes del mundo del fútbol ilustrados por mí. Para esta ocasión tan especial he podido contar con la colaboración del gran ilustrador valenciano Lalo Kubala. Para celebrar el aniversario del blog me ha pasado esta divertida viñeta de Palmiro Capón centrada, como no, en el fútbol. Disfruten.

jueves, 14 de julio de 2016

El fútbol como arma

Jorge Rafael Videla
En 1976 un golpe de estado encabezado por el ejército argentino con Jorge Videla al frente, derrocó a la presidenta María Estela Martínez de Perón, viuda de Juan Domingo Perón. Ese golpe de estado sumiría al país en una de las peores etapas de su historia. 
El mismo día del alzamiento militar, el 24 de marzo, la selección argentina de fútbol se encontraba en la lejana Chorzow para jugar un amistoso contra Polonia (en aquel entonces un gran equipo que había sido semifinalista en el mundial 74). Los militares, que habían cortado la señal de televisión en todo el país, volvieron a abrirla para emitir el partido en directo. Argentina ganó el partido 1-2 (el loco Houseman marcó uno de los goles) y el gobierno de facto ganó tiempo y quizás algo de calma con tal acto. 
Faltaban dos años para el Mundial de Fútbol y los militares vieron el fútbol como una forma de distraer la atención de los argentinos. El evento fue todo un éxito para el país, se ganó el torneo (no hay pruebas de ello pero se suele comentar que de una manera no muy limpia) y, una vez más, un gobierno utilizaba el deporte (en este caso el fútbol) como opio para el pueblo. Como un arma de control.
Ejemplos como el que se relata en esta entrada hay muchos, por desgracia. Y hay además algo a lo que quizás no se le de tanta importancia: la complicidad de sus actores. En el caso de Argentina hubieron voces críticas, como la del propio seleccionador Cesar Luis Menotti, quien se oponía frontalmente al régimen militar. Otros futbolistas dijeron no darse cuenta de lo que pasaba. 
Pero no hace falta llegar a una dictadura para criticar al mal gobernante. 
En España, durante los duros años de la crisis, con recortes presupuestarios, ley mordaza y demás lindezas contra el pueblo, la selección española de fútbol consiguió sus mayores éxitos (2 Eurocopas y 1 Mundial) y nunca pudimos oír a ninguno de sus futbolistas levantar la voz contra las injusticias que tenía que soportar el pueblo. Oportunidades tuvieron y solo se acordaron de compañeros que ya no estaban (me parece correcto, no lo critico), de hacer chistes o ponerse a cantar. Y eso, de alguna forma, les convierte en cómplices. Un futbolista no debería permitirlo. El fútbol nunca debe ser un arma contra el pueblo.

domingo, 10 de julio de 2016

ESPECIAL EUROCOPA 2016: Fear of a black punk

Paul Pogba
Hoy publico mi última entrada especial y fuera de programación con motivo de la Eurocopa que acaba justamente hoy domingo 10 de julio. A partir de la semana que viene volveré a la habitual entrada cada jueves. 
Pues la Eurocopa se acaba hoy y tenemos nuevo campeón, ya que la anterior campeona, España, cayó en octavos de final ante la temida Italia. Francia, que se plantó en la esperadísima final no solo por jugar en casa sino por ser un equipo fuerte, parece ser la gran favorita a llevarse el máximo trofeo continental. 
Y una de las estrellas de Francia es nuestro último ilustrado de esta edición especial del blog, Paul Pogba. Un crack que, a día de hoy, deleita a los tifosi de la Juventus de Turín. Y digo a día de hoy porque a este jugador le han salido muchas novias éste verano, sobre todo después de la gran temporada que ha hecho con la Juve. Ese es su gran cartel porque de momento en la Eurocopa no hemos visto la mejor versión de este gran jugador. 
Paul Pogba, aunque francés, hizo su carrera entre Inglaterra e Italia ya que partió con solo 16 añitos rumbo a Manchester desde el Le Havre para consolidarse profesionalmente en la Juventus. Su salida del club francés tuvo su polémica, porque Le Havre acusó al Manchester United, su nuevo club, de "robarle" el jugador, que a su vez era acusado por el Torcy, otro club francés, de haber hecho lo mismo con ellos anteriormente. Un lío en toda regla que tuvo su final feliz con un acuerdo económico entre todas las partes implicadas (confidencial, por cierto). 
En cualquier caso, vamos a disfrutar del fútbol de ésta joven estrella y no tengamos miedo, no señores, "fear of a black punk".

jueves, 7 de julio de 2016

ESPECIAL EUROCOPA 2016: Eraserhead

Petr Cech
El 14 de octubre de 2006, el defensa del Reading Stephen Hunt golpeó al entonces portero del Chelsea Petr Cech en la cabeza con su rodilla. Cech quedó bastante jodido del golpe, tanto como para tener que apartarse de los terrenos de juego durante 3 meses, y tanto como para que a partir de entonces utilizase un protector en su cabeza al estilo de los jugadores de rugby profesionales. Según los doctores que atendieron al portero checo, la lesión a punto estuvo de costarle la vida. Como su entrenador aquel entonces era José Mourinho, pueden ustedes imaginar el revuelo mediático que hubo con el tema, con acusaciones y fuego cruzado para todos los involucrados.
Por suerte nuestro personaje de hoy, Petr Cech, ha podido estar presente en la Eurocopa de Francia defendiendo a la República Checa. Con su casco protector, claro. 
Al que no le ha ido tan bien en el torneo ha sido al equipo de Petr, que cayó a las primeras de cambio. Encuadrada en el grupo D, con España, Croacia y Turquía, la República Checa quedó última con 1 punto y dijo adiós a la Eurocopa. 
Llegando ya a los momentos cruciales del torneo, el bueno de Cech verá lo que resta por televisión desde casa. Nuestro querido Eraserhead.

martes, 5 de julio de 2016

ESPECIAL EUROCOPA 2016: Actor porno húngaro

Balazs Dzsudzsak
¡Tranquilo! Usted puede seguir leyendo éste post tranquilamente en su trabajo. No va de sexo, va de fútbol. Si, como siempre, de fútbol y su mundillo. Con la Eurocopa llegando a su fase final, en donde los cuatro mejores del continente se disputan la corona continental, queríamos rendir homenaje a los caídos durante el torneo. 
Hoy le toca a Hungría, que tras muchos años sin participar en el torneo, logró clasificarse a la Eurocopa de Francia. Eran toda una incógnita ya que poco sabemos los futboleros (Maldinis aparte) de ésta selección más allá de Puskas. Finalmente lograron alcanzar los octavos de final del torneo cayendo ante Bélgica. Todo un mérito para un equipo por el que pocos apostaban. 
De Hungría descubrimos que hay fútbol más allá de lo conocido, que nos mola su excéntrico portero Gabor Kiraly y que su capitán, Balazs Dzsudzsak, parece un actor porno (además de tener un apellido impronunciable). Si, parece un actor porno por lo menos para mi. Pueden ustedes googlear su nombre y verán miles de imágenes con su rostro. Ahora hagan un copy+paste de su cara sobre el cuerpo de un actor porno y casará perfectamente. No se si alguien se lo habrá dicho alguna vez pero intuyo que la observación no le pillaría en fuera de juego. 
Puedes imaginártelo llevando el balón en los pies en una jugada de ataque o con una mano apoyada en la espalda, a la altura de los riñones, embistiendo a una actriz como un toro bravo. Por eso, la próxima vez que le veas, puede que le confundas con un actor porno húngaro.